Complicar la trama de una novela

Complicar la tramaEn muchas ocasiones, tras haber escrito el primer borrador de una novela, nos damos cuenta de que la historia carece de la profundidad que nos gustaría. Una vez que tengamos planteado todo el esquema y ese primer borrador, es el momento de que repasemos lo que hemos escrito y compliquemos un poco más cada una de las situaciones que hemos esbozado. Se trata de dar una chispa extra al texto y de crear circunstancias que enganchen a los lectores. A continuación te ofrezco algunos consejos que te ayudar a complicar la trama de tu novela.

La vida no suele ser fácil y la ficción tampoco debe serlo. Has creado unos personajes creíbles, a los que has dotado de una personalidad compleja, y has hecho que el lector empatice con ellos. Pues bien, ahora llega el momento de que seas un poco cruel y los pongas en circunstancias complicadas. Puede que tú también te hayas encariñado con ellos, pero no debes dejarte llevar por la compasión. Si solo les suceden cosas agradables, lo más probable es que la novela sea bastante aburrida. Mételos en un aprieto y, cuando parezca que todo está saliendo bien de nuevo, vuelve a ponerles una zancadilla. Ha llegado la hora de ser un poco malo.

Todo ocurre por algo y genera unas consecuencias. Los personajes deben haber llegado hasta las distintas tramas del relato de alguna forma concreta y también deben salir de las situaciones con alguna aportación, algún aprendizaje. No te olvides de hacérselo saber al lector.

A veces hay que parar y hacer un repaso de lo que hemos escrito (y de lo que no hemos escrito también). Una buena forma de crear circunstancias y escenas más interesantes que lleven hasta el momento culmen de una trama es hacer un repaso de los momentos previos que han llevado a los personajes hasta ese punto. Tal vez de esta forma puedes encontrar algunos puntos débiles en la historia y reforzarlos.

Nunca aburras al lector. Si te cuesta escribir una escena y te resulta farragoso releerla, ha llegado el momento de que dejes de escribir y comiences a pensar. Cuando una parte de la historia aburre a la persona que la está escribiendo, ten por seguro que aburrirá aún más a quien la lea. Si no es estrictamente necesaria, lo mejor es que la elimines o al menos que aligeres el texto. Pero en el caso de que consideres que es básica para la trama principal, deberías darle un nuevo enfoque.

– No olvides complicar también las historias secundarias de la novela. Todo buen libro debe constar, además de la trama principal, de otras subtramas en las que se verán envueltos los personajes. Cuando empieces a complicar la historia principal, deberás hacer lo propio con las demás. Procura que todo el texto tenga un equilibrio coherente.

 

CONSIGUE YA TU EJEMPLAR DE “LA MEMORIA DE LOS PASOS”

http://edicionesaltera.com/portfolio/la-memoria-de-los-pasos/

Anuncios

4 thoughts on “Complicar la trama de una novela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s