Revisar el borrador de tu novela

BorradorHas estado escribiendo durante mucho tiempo y has puesto lo mejor de ti en cada frase. En el mejor de los casos, lo más probable es que hayas invertido en esta fase varios meses, porque no debes olvidar que la escritura es un proceso creativo pero también madurativo. Ahora llega el momento de poner en tela de juicio el trabajo que has llevado a cabo, de mirarlo con otros ojos y de corregir los puntos débiles de este primer borrador de tu novela.

– Escribe, escribe, escribe. Es la única manera de lograr que tengas entre las manos el borrador completo de la historia. Desde el principio hasta el final, con todas las situaciones que habías planteado en tu esquema inicial. En esta primera etapa también habrás desarrollado los personajes, dotándolos de profundidad y evolución. Sé que es muy complicado, pero para seguir avanzando hay que sentarse a escribir y procurar no mirar atrás (o hacerlo lo menos posible). Ya habrá tiempo de volver sobre nuestros pasos más adelante, cuando llegue el momento de corregir lo que hemos escrito. Cuando hayas finalizado, revisarás todo varias veces hasta que encaje. Pero no será hoy. Ahora debes descansar y dejar que pasen un par de días antes de volver a lanzarte sobre el texto.

– Leer y pulir. Tras este pequeño respiro, cogeremos el borrador con energías renovadas y, ahora sí, ha llegado el momento de analizar todo lo que hemos escrito de manera pormenorizada.  Si seguiste el consejo de escribir evitando las continuas correcciones durante la fase de redacción, probablemente tendrás una ardua tarea por delante. Incluso tendrás que corregir pasajes enteros porque es posible que no acaben de encajar. Pero, que no cunda el pánico: ¡Tienes un esquema! Gracias a esa guía, que servirá de cimentación para la novela, podemos modificar lo que necesitemos sin deshacer más de lo necesario.

– Toma distancia. Deja que la historia repose. Tras esta fase, en la que habremos tocado muchos puntos de la novela y rectificado los errores más evidentes, llega el momento de guardar la obra durante un tiempo. No demasiado, pero sí suficiente. Necesitamos “desintoxicarnos” un poco de nuestra historia. Probablemente hemos estado muy enfrascados en el proceso creativo y esto puede dificultarnos el análisis del fruto de nuestro trabajo. Es el momento de mirar la novela con otros ojos. Estar una o dos semanas sin tener contacto con ella, nos ayudará a afrontar la siguiente tarea con aire renovado.

– Segunda corrección. Ahora es cuando tenemos que ser realmente críticos con el texto que tenemos delante. Si en la primera corrección habíamos pulido los grandes fallos, en esta segunda, ahondaremos aún más en el proceso. Vamos a prestar especial atención a aquellos detalles que no podemos permitirnos si queremos que nuestra novela sea realmente buena. Nos referimos a las faltas de ortografía (esas malditas pueden camuflarse en cualquier parte), la reiteración de palabras y frases (imprescindible el uso del diccionario de sinónimos para salir de más de un apuro), las incongruencias, así como las frases que se complican sin necesidad y pueden confundir al lector.

– Varios ojos ven más que dos. Mucho más. Llegó el momento de desprendernos del libro y dejar que otras manos hojeen sus páginas. A veces damos por supuesto que el lector comprenderá cosas que solo nosotros entendemos. O puede que hayamos pasado por alto algunos errores. Para esta labor pediremos la colaboración de algunas personas de nuestra confianza. Dos o tres pueden ser suficientes. Idealmente, escogeríamos a cuatro:

  • Un lector ávido, que tenga un amplio bagaje literario. Aportará un toque de calidad a la obra.
  • Un amigo que no suela leer de manera habitual, para que nos ayude a aligerar las partes que puedan resultar más tediosas y desenmarañar las que sean excesivamente complicadas.
  • Un perfeccionista. Todos tenemos algún amigo o familiar que posee el don de descubrir hasta el más mínimo fallo en todo lo que hacemos. Ha llegado el momento de llamarle y hacer uso de sus destrezas.
  • Un amigo complaciente. Hermano, padre o madre también nos vale. Es alguien que nos quiere y siempre mira nuestras acciones de manera positiva. Créeme, lo necesitarás después de pasar por el filtro de tus anteriores colaboradores (sobre todo del perfeccionista).

– Última revisión (o penúltima). Con toda la información recopilada tras la lectura de tu obra por parte de tus colaboradores, tendrás que volver a revisar el texto. Debes ser consecuente y aceptar las críticas. Es importante que hagas caso a lo que te han señalado, pero también que mantengas tu propio criterio. De todas formas, si te pareces un poco a mí, todavía le darás un par de vueltas más al texto hasta que quede como quieres.

– Recompénsate. Sal de la cueva y deja que la luz del sol acaricie tu rostro de nuevo. Probablemente llevas mucho tiempo obsesionado con el libro, casi sin pensar en nada más. Últimamente, le has dedicado casi todo tu tiempo. Ya has terminado, puedes relajarte y sentirte satisfecho con el resultado de tu obra. Después pensaremos que hacer con la novela.  Ahora, simplemente disfruta de este momento.

 

CONSIGUE YA TU EJEMPLAR DE “LA MEMORIA DE LOS PASOS” DE ESTEFANÍA CORDERO-SÁNCHEZ LARA

http://edicionesaltera.com/portfolio/la-memoria-de-los-pasos/

Anuncios

4 thoughts on “Revisar el borrador de tu novela

  1. Completamente de acuerdo con Poecraft; muy interesante. A veces (muchas), sin embargo, no es nada fácil seguir alguna de las indicaciones (mención especial para el “no mirar atrás” y escribir sin revisar hasta el final del borrador); hasta el momento, para mí, misión imposible. Seguiremos intentándolo.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s